¿Qué es una albardilla y por qué la necesitas?

Las albardillas proporcionan un acabado que facilita la evacuación del agua. Ofrecen varias ventajas, entre las que destaca una colocación fácil y rápida. Además, estos cubremuros generalmente poseen goterón, que hace que los muros se ensucien menos a causa de la lluvia y permanezcan limpios más tiempo.

Azotea de edificio con albardilla

A continuación te detallamos aún más en qué consiste una albardilla y por qué son necesarias en la construcción.

¿Qué es una albardilla?

Una albardilla en construcción es un remate o pequeño tejado que se coloca en la parte superior de un muro para protegerlo de la lluvia u otras condiciones climáticas.

Vista de tejado con albardilla de piedra

Podemos encontrar albardilla en diferentes materiales, como hormigón, piedra, aluminio, cerámica, entre otros. Dependiendo de la región donde te encuentres lo puedes conocer como cubremuros o pasamanos cuando es colocada en muros que quedan a la altura de una mano.

La albardilla posee una doble función, por un lado evita que el agua penetre en el muro sobre el que se coloca, y por otro retira el agua de lluvia fuera de la fachada de las paredes exteriores de una vivienda.

¿Por qué es necesaria una albardilla?

Según el tipo de albardilla es su función y se define su necesidad dentro de la construcción:

Instalación de albardilla metálica

  • Los cubremuros de hormigón se caracterizan por tener vuelo para evitar que el agua se caiga por el muro, evitando así que el agua penetre por dentro de los bloques que son huecos y tienen agujero superiores. La albardilla de hormigón es un componente clave en el proceso de construcción. Es necesaria porque actúa como empalme entre los muros de mampostería de hormigón y el suelo. Sin este empalme crítico, el hormigón se agrieta y se desmorona cuando está sometido a la tensión de los cambios climáticos, como la lluvia, los vientos fuertes y las temperaturas extremas. Las albardillas de hormigón pueden ser de acero, que tienen mayor resistencia y durabilidad que el hormigón común.
  • Albardilla de hormigón polímero. Es impermeable y por ello garantiza la estanqueidad. Además, es muy resistente y posee larga durabilidad. Es moldeable y por lo tanto se pueden hacer en todo tipo de formas y tamaños. Es ligero y permite mejores rendimientos en cualquier tipo de construcción. Para los lugares con fuertes cambios climáticos, el hormigón polímero es un hormigón no poroso y por ello no posibilita la entrada de agua que pueda expandirse al helarse y llegar a reventar o quebrarse.
  • Albardilla de piedra natural. En edificios antiguos y en casas donde buscan la decoración y realismo de la piedra natural es habitual encontrar albardillas a juego con la fachada. El mayor problema de estas albardillas de piedra natural es que presentan absorción salvo que se les dé algún tratamiento hidrófugo. Son habituales con pendientes a dos aguas más pronunciadas, para que haya menos posibilidad de que absorban el agua.
  • Una albardilla metálica es un tipo de barandilla que se utiliza sobre todo con fines arquitectónicos y para resaltar los edificios. El uso más común de las barandillas metálicas es el de mantener a salvo la caída de objetos o de situaciones peligrosas en las viviendas. Es necesaria porque puede dar a los propietarios la tranquilidad de que su propiedad está segura y bien protegida.
  • Cubremuros de aluminio. La albardilla de aluminio se suele utilizar como protector de una ventana, es importante que sea lo suficientemente fuerte como para evitar que la ventana se rompa cuando se golpee con un martillo o un objeto pesado. Por ejemplo, si se utiliza para colocar una escalera para un edificio, tendría que asegurarse de que los peldaños sean lo suficientemente fuertes como para soportar el peso de las personas que suban por ellos.
  • Albardilla para ventana. Se denomina remate de ventana a la superficie metálica sobre la que se fijan los marcos y las hojas de las ventanas. Esto incluye la hoja, o ventana lateral, así como la parte superior del marco conocida como batiente.

Si necesitas instalar una albardilla, recuerda que en Canalum Catalunya, además de la instalación de canalones, también podemos aconsejarte y ayudarte con la colocación de este elemento.

Uso de cookies

Este sitio web utiliza cookies para que usted tenga la mejor experiencia de usuario. Si continúa navegando está dando su consentimiento para la aceptación de las mencionadas cookies y la aceptación de nuestra política de cookies. Aviso Legal ACEPTAR

Aviso de cookies
💬 Hola, ¿qué necesita?
Call Now Button¡Llama Ahora!