bajantes para canalones

Las bajantes de los canalones son una de las partes más importantes en cualquier sistema de evacuación de aguas. Son comunes a cualquier tipo de edificación ya que nos ayudan a evacuar el agua de una forma controlada y dirigida.

En cualquier sistema de canalones, la disposición de las bajantes es fundamental para un correcto funcionamiento. Del mismo modo, las bajantes deben tener una capacidad de evacuación equivalente a la del resto del sistema de canalones.

Disponemos de bajantes para cada tipo de canalón en función de la capacidad de desagüe que se necesite. La mayoría de ellas se pueden combinar para los distintos tipos de canalón disponibles. Puedes encontrar bajantes de canalón en varios modelos y acabados, el apartado estético también es importante. En Canalum, disponemos de modelos fabricados en zinc, aluminio y cobre, y las fabricamos a medida para tu sistema de canalones. Nuestros sistemas de canalones están fabricados con materiales de la máxima calidad, ya que están pensados para durar muchos años.

Modelos de bajantes para canalón

Bajate rectangular para canalón de aluminio 60 x 80

Rectangular 60 x 80

Bajate rectangular para canalón de aluminio 70 x110

Rectangular 70 x 110

Bajante rectangular reforzada para canalones de aluminio

Reforzada 60 x 80

Bajate rectangular para canalón de aluminio 70 x100

Reforzada 70 x 110

Bajante redonda de 80 para canalones de aluminio

Redonda ∅ 80

Bajante redonda de 100 para canalones de aluminio

Redonda ∅ 100

Fabricación e instalación

Nuestro método de fabricación a pie de obra esta pensado para facilitar la instalación del sistema. Asimismo, los elementos accesorios del sistema también cumplen con el estándar máximo de calidad, para permitir que su sistema de desagüe esté prevenido de un deterioro temprano.

Reciclaje de agua

Ofrecemos la posibilidad de conectar sus bajantes a un sistema de almacenamiento de agua, de modo que pueda aprovechar el agua de lluvia que conduce su sistema de canalones. Una alternativa ideal para jardines, ya que tendremos siempre agua de riego recogida por los canalones, lo que nos supondrá un ahorro inmediato.

Lo que debe saber acerca de las bajantes pluviales

Un buen sistema de drenaje de agua de lluvia juega un papel fundamental en la proteccion de una casa. Con una instalación de canalones debidamente diseñada y realizada por profesionales te aseguras de que no se produzcan daños derivados de la lluvia que recoje el tejado. No obstante hay un elemento que se suele olvidar de los canalones, las bajantes.

Es posible que no hayas oído hablar de bajantes o extensiones de bajantes, pero un sistema de drenaje correctamente diseñado necesita  ambos si deseamos que la casa se mantenga en perfecto estado. Las bajantes pueden ser una herramienta muy importante para prevenir daños causados por el agua. Un sistema de drenaje que funcione correctamente es esencial para evitar la humedad y la corrosión en tu hogar, por lo que necesitas bajantes y extensiones de bajantes.

Como ya sabrás, el agua de lluvia es colectada por el tejado y conducida por medio de los canalones a las alcantarillas, la importancia de las bajantes y sus extensiones es precisamente que son las encargadas de realizar la última parte del proceso, conducir el agua hacia los desagües y finalmente al alcantarillado. Es por ello que es fundamental estudiar donde colocar las bajantes y sobre todo orientar su parte final hacia una zona que nos asegure la correcta evacuación del agua hacia una zona de drenaje. Las extensiones ayudan a que las bajantes se redireccionen o drenen el agua a un lugar específico, preferiblemente lejos de los cimientos de su casa.

 

canalones-bajantes-03

Las bajantes pueden proteger tu sótano de las inundaciones durante una tormenta. También pueden evitar que el agua de lluvia se acumule en tu tejado, todo esto las convierte en una pieza vital de un sistema de drenaje ya que puede suponer un gran ahorro en futuras reparaciones por humedades y deterioro de los cimientos. En otras palabras, suponen un elemento fundamental para el correcto mantenimiento de un hogar.

En determinadas zonas en las que las precipitaciones son escasas incluso se puede diseñar el sistema de canalones para aprovechar el agua de lluvia para regar el jardín o acumularla en un deposito para distintos fines, el agua de lluvia es ideal para regar las plantas ya que contiene minerales esenciales para el bienestar de las mismas y además no tiene cloro ni otros productos destinados al consumo humano del agua.

Tener bajantes de calidad es tan vital como tener un sistema de canalones bien mantenido. Si vives en un clima lluvioso, las bajantes serán un elemento clave en la protección de tu hogar. Las extensiones de bajante permiten que el agua de lluvia drene de una manera controlada hacia el alcantarillado, de otro modo se drenaría por el suelo hacia los cimientos de nuestra casa, incluso hacia los muros bajos provocando la aparición de moho.

Extensiones de bajantes

Si tienes instalado un sistema de canalones en tu casa es fundamental que un par de veces al año te asegures de que realiza su cometido de forma eficaz, drenando el agua rápidamente y conduciéndola a través de las bajantes a una zona en la que el drenaje sea óptimo. Es habitual descuidar el mantenimiento de las bajantes, pero si lo hacemos acabarán por obstruirse y esto puede derivar en serios problemas.

canalones-bajantes-05

Es precisamente para evitar estos problemas que un sistema de canalones debe ser diseñado e instalado por una empresa especializada en instalación de canalones. También es conveniente que la propia empresa realice revisiones y mantenimientos periódicos del sistema periódicamente y teniendo en cuenta el rango de precipitaciones de la zona en la que esta situada la vivienda. La importancia de contar con el trabajo de un profesional radica en primer lugar en un correcto diseño del sistema, los canalones deben estar instalados con cierta inclinación para favorecer el drenaje del agua, asimismo este agua debe ser conducida hacia unas bajantes cuidadosamente colocadas para conducir el agua hacia un drenaje que pueda evacuar el agua de forma eficiente. Precisamente esta función la realizan las extensiones de bajante, que son las que dirigen el agua hacia sumideros y alcantarillado, asegurándonos que no se producen inundaciones, encharcamiento o  erosión del suelo. De otro modo el agua de lluvia acumulada puede derivar en problemas de humedad, hielo, daños en la piedra y la madera de la casa, plagas de insectos, incluso daños serios en la vegetación derivados del encharcamiento.

Tipos de extensiones de bajante adaptadas a sus necesidades

Recuerda que la lluvia no es siempre tu mejor amigo cuando se trata de proteger tu casa y tu techo. Se deben revisar regularmente canalones y bajantes, de otro modo pueden obstruirse y dañar tu casa. Sin embargo, no recomendamos limpiarlos uno mismo. Es recomendable contratar a profesionales para que revisen y limpien apropiadamente tus bajantes y canalones.

Un buen consejo es instalar protectores en la boca de las bajantes para evitar que se obstruyan, es común que la acumulación de hojas, ramitas y objetos como pelotas de tenis acaben obstruyendo las bajantes. Hasta que el sistema no queda completamente anegado es difícil de detectar la obstrucción, pero para entonces ya puede ser tarde. Por ello instalar protectores en la boca de las bajantes puede ser muy buena idea para evitar estos problemas, se trata de tapas perforadas que a modo de rejilla dejan pasar el agua y las partículas más finas que pueden ser desaguadas fácilmente, pero retiene todo aquello que pueda suponer un futuro atasco. Si a esto le sumamos una revisión y limpieza periódica del sistema nos aseguramos que nuestros canalones hagan su función siempre a la perfección.