5 Consecuencias de los canalones obstruidos

El mantenimiento del sistema de canalones es una tarea ingrata, pero necesaria. Si no te ves capacitado para realizarla tú mismo, lo mejor es que llames a una empresa profesional en canalones, ya que la obstrucción de las bajantes puede acarrear desagradables consecuencias. A continuación te las contamos.

Goteras en el techo

Unas canalizaciones bien instaladas y en perfecto estado de mantenimiento son fundamentales para evacuar el agua de la lluvia del tejado. En caso de acumulación, el agua irá generando grietas y fisuras por las que colarse, generando daños que, en muchos casos, son irreversibles y requieren la sustitución del tejado.

Deterioros en la fachada

Lógicamente, con o sin bajantes, el agua tiende a seguir su curso y bajar hasta el suelo. Una vez sobrepasado el tejado, comenzará a resbalar por la fachada de la casa, sin control y arrasando lo que encuentre a su paso: pintura, revestimientos, cerrajería de puertas y ventanas (aún más problemático si son de madera). En función de la gravedad del problema, se pueden generar manchas de humedad, moho y goteras, tanto en el exterior de la fachada como en el interior de la casa.

Desperfectos ocasionados por la obstrucción de los canalones

Desperfectos y desprendimientos en el propio canalón

Los canalones no son más que tuberías fijadas a la fachada de la casa para conducir el exceso de agua de lluvia, lo que supone que no están preparados para soportar grandes pesos provocados por la acumulación de agua, suciedad o ambas.

Por este motivo, es recomendable realizar periódicamente una limpieza de canalones, lo que ayudará a evitar que se produzcan acumulaciones, que pueden forzar demasiado las fijaciones, llegando incluso a provocar desprendimientos.

Si la instalación de bajantes de pluviales se desprende puede ocasionar un peligro para las personas. Una reparación de los canalones a tiempo puede alargar la efectividad de la instalación antes de sustituir todo el sistema de evacuación al completo.

Perjuicios en los cimientos

Además de canalizar el agua que cae del tejado, la función de las bajantes de pluviales es conducirla allí donde ya no puede ser dañina: puede ser en el jardín, si has dispuesto que sirva para regadío, en un depósito ad hoc o, lo más común, un desagüe. Sin embargo, si los canalones no funcionan correctamente, el agua tenderá a encharcarse alrededor de la casa, generando acumulaciones que pueden llegar a afectar a los cimientos. De nuevo, la avería que se puede generar supera con mucho la inversión económica en un mantenimiento preventivo.

Accidentes domésticos

Puede parecer el menos grave de los peligros que te explicamos en este artículo, aunque como todo, depende de las circunstancias: un resbalón en una persona de edad joven puede ser anecdótico; el mismo percance en una persona de edad avanzada puede suponer una o varias fracturas. ¿Crees que merece la pena arriesgarse?

Canalón obstruido por acumulación de hojas y suciedad

¿Qué genera las obstrucciones en los canalones?

Hay que tener en cuenta que el sistema de bajantes de pluviales de una casa está a la intemperie, con todo lo que ello conlleva: pese a que hoy día cada vez más cuentan con protecciones que impiden acumulaciones de cosas grandes, como nidos de pájaros, es habitual que a lo largo del año se generen acumulaciones de hojas secas, polen, plumas y excrementos de pájaros…

Además, un correcto mantenimiento te permitirá detectar a tiempo posibles desperfectos y solucionarlos sobre la marcha, antes de que se conviertan en grandes averías más caras de solucionar.

Uso de cookies

Este sitio web utiliza cookies para que usted tenga la mejor experiencia de usuario. Si continúa navegando está dando su consentimiento para la aceptación de las mencionadas cookies y la aceptación de nuestra política de cookies. Aviso Legal ACEPTAR

Aviso de cookies
Call Now Button¡Llama Ahora!
Abrir chat
💬 Hola, ¿qué necesita?