La impermeabilización de cubiertas es un elemento esencial para la conservación y el buen estado de cualquier tipo de inmueble. Identificamos cubierta como la parte superior del edificio.

A la hora de diseñar o remodelar la cubierta de un edificio hay que tener en cuenta que esta debe resistir la exposición a los elementos, tales como la insolación directa, la lluvia, el viento, el frio o la nieve. Teniendo en cuenta estos factores resulta imprescindible diseñar la cubierta para que resista durante muchos años sin mostrar deterioro, siendo su función principal aislar el edificio de las inclemencias meteorológicas.

Dicho esto hay que tener en cuenta que en el mercado existen muchos tipos de cubiertas y cerramientos para edificios. Es sumamente importante que escojamos debidamente la que mejor se adapta a cada tipo de inmueble y a la zona geográfica en la que se encuentran.

En la actualidad ya todas las cubiertas están pensadas para que aporten aislamiento al edificio. Esto es que protejan de las inclemencias exteriores ayudando a mantener las condiciones de temperatura y humedad del interior del edificio. Estos tipos de cubiertas se dividen a su vez en varios tipos, entre los cuales podemos identificar dos grandes grupos; las cubiertas planas y las cubiertas inclinadas.

¿Qué es una cubierta plana?

Como su propio nombre indica, una cubierta plana es aquella que carece de inclinación. Y sobre la cual habitualmente se puede transitar. Aunque su nombre puede llevar a engaño, pues casi todas las cubiertas planas tienen cierta inclinación pensada para facilitar la evacuación de agua. Tradicionalmente las cubiertas planas se instalan en zonas calurosas y con bajo rango de precipitaciones; aunque debido a la innovación en los materiales se han ido extendiendo y adaptando a todo tipo de condiciones.

impermabilización de tejados. cubierta plana

¿Que tipos de cubiertas planas existen?

Dentro de las cubiertas planas podemos encontrar varios tipos:

  • Cubierta invertida: Es un tipo de cubierta plana en la que la capa de aislamiento térmico se sitúa encima de la capa de impermeabilización; al revés que en una cubierta plana tradicional. La gran ventaja de esto es que la capa impermeable no se ve expuesta a las inclemencias climatológicas; y por lo tanto no se deteriora con facilidad. Normalmente las cubiertas invertidas son perfectamente transitables. Además, el acabado suele ser bastante más estético que si se situara la capa impermeable encima.
  • Tejado verde: Es un tipo de cubierta que utiliza la tierra y las plantas como elementos aislantes. Bajo ellas se sitúa una capa de drenaje para impedir el encharcamiento y por supuesto una ultima capa impermeable que impida el paso del agua y la humedad hacia en interior del inmueble. Es una tendencia muy reciente y evidentemente su gran ventaja es que contribuye a reducir las emisiones de CO2 a la atmósfera.
  • Cubierta inundada: Como su nombre indica, la cubierta inundada utiliza el agua como elemento aislante. Es muy utilizada en zonas en las que hay una gran diferencia de temperatura entre el día y la noche.
  • Cubierta ventilada: También llamada cubierta a la catalana. Un tipo de cubierta plana que es muy usada en zonas cálidas en las que el verano trae temperaturas elevadas. La cubierta ventilada se caracteriza por que permite la circulación de aire bajo ella, evitando así la condensación y haciendo de aislante a modo de cámara de aire. Su inclinación es mínima, así que es perfectamente transitable e ideal para terrazas.

¿Que es una cubierta inclinada?

Una cubierta inclinada es aquel tipo de cubierta en la que la inclinación de la misma supera un 10%. Los diferentes tipos de cubiertas inclinadas se corresponden con el número de faldones que tiene. Las cubiertas inclinadas son habituales en zonas con amplio rango de precipitaciones. Ya que están pensadas para facilitar el drenaje del agua de lluvia e impedir que se acumule la nieve con facilidad.

¿Que tipos de cubierta inclinada existen?

  • Cubierta inclinada simple: También llamada cubierta a un agua. Es aquella en la que solo existe un faldón a modo de plano inclinado; pensado para facilitar la evacuación de agua.
  • Cubierta a dos aguas: Es aquel tipo de cubierta en la que se unen dos planos inclinados.
  • Cubierta de pabellón: Es un tipo de cubierta inclinada en la que se dan tantas aguas o faldones como lados tiene la base sobre la que se instala.

Los tipos de cubiertas para impermeabilizar techos que tenga cada inmueble deben estar especialmente pensados para las condiciones que van a tener que soportar. Una cubierta debidamente diseñada e instalada por profesionales debe caracterizarse por tener un mantenimiento mínimo. Es en el desgaste o deterioro de una cubierta donde se aprecia la calidad del trabajo realizado; una cubierta instalada por una empresa especializada se caracteriza por durar años, incluso décadas sin requerir ningún tipo de reparación.