Existen meses del año en los que estamos más expuestos a factores climatológicos muy cambiantes. Cada vez más podemos escuchar en las noticias que en pleno verano ha caído una gran granizada en lugares de mucho calor. Estas granizadas suelen causar daños bastante inesperados, como los destrozos en cultivos, la rotura de lunas de coches, etc. y por supuesto pueden causar terribles destrozos en nuestros canalones. ¿Qué podemos hacer al respecto?

granizo caida

Las empresas de canalones como Canalum Catalunya estamos acostumbradas a que nuestros instalaciones ayuden a evacuar las aguas pluviales evitando así las infiltraciones, pero cuando el agua acumulada se encuentra en forma de granizo o nieve suelen surgir problemas a los que no estamos habituados.

Dependiendo del material de nuestro canalón encontraremos daños de menor o mayor grado. La obstrucción por acumulación de hielo es uno de los problemas que podemos encontrar, pero los desbordamientos de agua por la acumulación de la misma suele ser el que más trabajo acarrea. En este post vamos a aprender a conocer los problemas que conlleva una gran granizada en nuestro sistema de canalones y las posibles maneras de evitar que nos afecte.

granizo tejado

Daños del granizo en nuestros canalones

Cabe señalar que la prevención es la mejor consejera en este tipo de averías, por eso es muy recomendable que después de una tormenta hagamos un chequeo a nuestro sistema de evacuación de aguas pluviales para comprobar que no ha habido daños graves. En el caso de que haya algún estropicio debemos reparar nuestro canalón de forma inmediata y así evitar un mal mayor en un futuro.

Normalmente los canalones que encontramos en las viviendas suelen ser de aluminio o de algún otro metal resistente a este tipo de contratiempos. Es poco habitual que este tipo de material pueda verse afectado por la caída de una granizada, no obstante, como hemos dicho anteriormente, la mejor consejera es la prevención.

Hoy en día ha habido una tendencia a utilizar canalones de PVC en lugar de metálicos por su bajo coste y su poco peso, pero sin embargo, los factores climatológicos resultan muy debastadores en este tipo de material. Es aconsejable que evite, en la medida de lo posible, el uso de canalones de PVC para evacuar las aguas pluviales ya que no son muy resistentes y con el paso del tiempo este material pierde dureza al estar expuesto a los rayos solares constantemente, provocando lesiones como roturas o agujeros.

Si no está en su mano la instalación de los canalones y la vivienda ya dispone de canalones de PVC que se han deteriorado por el paso de una tormenta de granizo, lo más aconsejable es realizar una nueva instalación de canalones de aluminio para evitar posibles daños futuros. Puede que esta nueva instalación le suponga un desembolso económico pero sin ninguna duda evitará males mayores en un futuro y por lo tanto evitará una pérdida de dinero.

Si la tormenta ha sido tan grave que incluso los canalones metálicos se han visto afectados, lo primero que hay que hacer es revisar el estado de los mismos tras el paso de la tormenta. Repararemos los tramos afectados para evitar la aparición de grietas y así asegurar su eficacia por más tiempo. Comprobaremos que los canalones evacuan el agua eficazmente y nos aseguraremos de que no haya ningún tipo de fuga.

granizo canalon

Obstrucciones por el granizo en los canalones

Hay que tener en cuenta que el granizo no sólo provoca abolladuras, sino que también es el responsable de inundaciones. El granizo no es más que agua solidificada que se acumula en ciertos puntos dando lugar a averías mucho más graves. Este último punto precisamente es el más temido por los profesionales de canalones ya que este tipo de depósito de agua es muy difícil de gestionar. Aunque los canalones estén hechos para evacuar grandes cantidades de agua hay muchas veces en las que, aunque no haya daños previos en el canalón, éste no es capaz de evacuar el agua por diferentes razones. Una de ellas es la instalación de rejillas en las bajantes. Este tipo de rejillas de protección se instalan para evitar la caída de objetos a través de los canalones, pero justamente al igual que un objeto no puede caer, la acumulación de granizo tampoco podrá hacerlo provocando una gran obstrucción de difícil salida.

Podemos intentar resolver este problema instalando rejillas salvahojas que evitan que el granizo caiga en el interior, evitando así la obstrucción de la salida de agua. Cuando el granizo es muy fuerte y de gran tamaño esta medida puede no resultar eficaz e incluso verse dañada también.

De todos modos, lo más importante a tener en cuenta es la revisión periódica de nuestras instalaciones, sobre todo cuando haya habido tormentas de este tipo que puedan haber causado algún daño en nuestros canalones.

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos necesarios están marcados *