Qué hay que tener en cuenta para que no se desborden los canalones de tu vivienda

Cuando se va a realizar el montaje de la red de evacuación de aguas pluviales de una vivienda es necesario estudiar las condiciones y características técnicas que debe cumplir la instalación, tales como el modelo, forma y dimensiones de los canalones en función de las dimensiones de la cubierta, recorrido de las tuberías y ubicación de la bajante a la que se va a conectar el sistema. A continuación, te contamos todo lo que hay que tener en cuenta para que no se desborden los canalones de tu vivienda.

Instalar canalones del diámetro más adecuado

Para asegurar que se colocan unos canalones con las medidas adecuadas, los técnicos del servicio de instalación de canalones estudiarán una serie de factores que van a influir de forma relevante en las dimensiones de los mismos.

El principal elemento a tener en cuenta son las precipitaciones de la zona en la que se sitúa la vivienda: no es lo mismo si se ubica en el norte de España, donde las precipitaciones en inviernos frecuentes, pero de intensidad moderada; que si se encuentra en la zona de Levante, donde las lluvias son menos habituales pero de forma torrencial.

También es importante tener en cuenta los metros cuadrados y la forma que tiene nuestro tejado, para saber qué cantidad de agua es necesario evacuar.

Es recomendable consultar con una empresa profesional en canalones que nos asesore de qué materiales son los más adecuados para nuestra vivienda.

Canlones atascado por acumulación de hojarasca

Evitar que se produzcan atascos en los conductos

Los desbordamientos de la red de evacuación de agua de los tejados son un auténtico problema, ya que aparecerán humedades y filtraciones en la edificación.

La solución puede ser sencilla si se realiza a tiempo y por profesionales adecuados para ello.

En la mayoría de los casos, los canalones se obstruyen porque no son del diámetro o sección correcta, lo que ocasiona que el agua no circule bien o que las hojas de los árboles u otros residuos se depositen en los mismos y la instalación no sea capaz de evacuarlos correctamente, provocando a su vez desbordamientos.

Para que esto no suceda habrá que realizar una limpieza de forma recurrente y/o colocar una rejilla que evite las posibles obstrucciones en los canales o bajantes.

Asegurarse que que la inclinación sea la correcta

Para facilitar el drenaje de las aguas es necesario que todo el sistema tenga la inclinación adecuada, ya que la evacuación se realiza por gravedad y cualquier contra pendiente puede ocasionar atascos y obstrucciones en nuestro canalones.

Si la instalación ha sido ejecutada por un profesional, es difícil que no haya tenido en cuenta esta circunstancia, ya que es el pilar fundamental para que no tengamos problemas a corto o largo plazo.

Canalones evacuando el agua de lluvia que se desborda

Apóyate en complementos

Cuando se elija tanto el material como la forma de los canalones que vamos a utilizar en nuestro sistema de evacuación de aguas, también debemos tener en cuenta los accesorios con los que se va a contar para mejorar el funcionamiento de la instalación.

  • Las rejillas cubre canalones son elementos muy prácticos porque nos permiten proteger la parte superior de las bajantes, evitando que las hojas u otros residuos puedan atascar los canalones.
  • Es muy recomendable instalar protectores para las bajantes ya que cualquier obstrucción o rotura de las mismas puede tener consecuencias graves. Todo el agua caería de forma incontrolada sobre el perímetro de la bajante y podría provocar caídas de transeúntes, además de humedades en las plantas bajas del inmueble
  • Para todas aquellas personas preocupadas por el medio ambiente, se recomienda la instalación de depósitos de agua. Estos recogen el agua de las bajantes que luego se puede utilizar para, por ejemplo, limpiar el patio o regar el jardín.

Realiza un mantenimiento adecuado

Para que los canalones funcionen correctamente y alargar su vida útil, es recomendable realizar un mantenimiento de forma periódica, que evite que se produzcan desperfectos y filtraciones en las canaletas.

Si es posible acceder a los mismos con una escalera, podemos realizar la limpieza nosotros mismos, siempre que cumplamos con todas las normas de seguridad, como llevar casco o sujetarnos correctamente para así evitar caídas. En caso contrario, es más recomendable contratar a una empresa especializada para que realice el trabajo.

El mantenimiento consiste principalmente en realizar una limpieza somera de los canalones, para lo que utilizaremos un cepillo que debemos ir pasando a lo largo, para retirar todas las hojas y otros residuos que se hayan acumulado.

En el caso de necesitar una limpieza más en profundidad utilizaremos una espátula para retirar los elementos más adheridos, con el objeto de dejar las bajantes lo más limpias posibles.

Nos podemos ayudar de una manguera o máquina de agua a presión para finalizar los trabajos.

Uso de cookies

Este sitio web utiliza cookies para que usted tenga la mejor experiencia de usuario. Si continúa navegando está dando su consentimiento para la aceptación de las mencionadas cookies y la aceptación de nuestra política de cookies. Aviso Legal ACEPTAR

Aviso de cookies