¿Sabes qué son las embocaduras en un sistema de canalones?

Además de los conductos, son muchas otras las piezas importantes en el funcionamiento de un sistema de evacuación de agua de lluvia de un tejado. Habitualmente siempre pensamos que las partes fundamentales son las canaletas y las bajantes, pero hay otros elementos imprescindibles. Hoy te contamos más sobre las embocaduras: qué son, para qué sirven y sus variantes.

¿Qué es una embocadura?

Las embocaduras son los elementos de unión que coloca cualquier empresa de canalones pluviales entre los tubos horizontales y las bajantes. Se trata de unas piezas que sirven como conexión de ambos conductos para que el agua pueda desaguar de manera segura. Evitando filtraciones, pérdidas de agua o que las piezas puedan separarse por el paso del tiempo.

Suelen tener una forma cilíndrica o rectangular que se adapta a los propios conductos. Y actúan como una zona de paso del agua de lluvia que permite que se evacue con más rapidez.

Una embocadura de un canalón

¿Qué papel cumplen las embocaduras en un sistema de canales pluviales?

La utilidad de este elemento en una instalación de canalones pluviales es bastante mayor de lo que podríamos pensar inicialmente. Ya que sin las embocaduras la alternativa sería soldar los conductos, solución que la largo plazo derivaría en problemas por el deterioro de la unión. Sus principales funciones son:

  • Unir las tuberías que recogen el agua del tejado con las bajantes que la evacuan.
  • Evitar que pueda perderse agua en esta conexión. Lo que deterioraría el sistema al completo y la fachada del edificio en el que esté colocado.
  • Facilitar la bajada del agua.
  • Impedir el desbordamiento de los canales.
  • Prevenir la formación de atascos en las bajantes.

Tipos de embocaduras

Como ocurre a la hora de elegir unos conductos para una instalación. Podemos encontrar distintas opciones en cuanto a las embocaduras. Decidirnos por unas u otras dependerá tanto de aspectos estéticos como prácticos. Estas son las variantes principales:

  • Forma. Normalmente son tipo cilíndrico o con un tronco cónico.
  • Medida. Están disponibles en diferentes anchos para adaptarse a todos los tamaños de conductos.
  • Materiales. Lo más habitual es que estén hechas de metal, sobre todo de acero galvanizado. Pero lo cierto es se fabrican en los mismos materiales que los canalones, como aluminio, zinc o cobre.
Categorías canalones

Uso de cookies

Este sitio web utiliza cookies para que usted tenga la mejor experiencia de usuario. Si continúa navegando está dando su consentimiento para la aceptación de las mencionadas cookies y la aceptación de nuestra política de cookies. Aviso Legal ACEPTAR

Aviso de cookies